Conecta con nosotros

UD Las Palmas

La UD comienza la pretemporada ganando al filial

Publicado

on

Victoria de la UD Las Palmas a la vela chica en el primer partido de pretemporada (2-0). Los goles de Óscar Clemente en la primera parte y Rafa Mujica en la segunda dieron el triunfo al primer equipo en un encuentro donde Pepe Mel probó conceptos bien diferenciados.

En el arranque del partido vimos a la UD apostar por una defensa de cinco, con Erick Ferigra, Eric Curbelo y Álex Suárez en los centrales. En los carrileros, vimos a Ale Díez por la derecha y Sergi Cardona en la izquierda. Un esquema que a día de hoy es el favorito para estrenar la temporada con el Valladolid. La llegada inminente de Raúl Navas unida a las negociaciones avanzadas por Álex Gálvez y la negativa de la directiva a contratar un lateral zurdo lo hacen más posible.

En la punta de ataque pudimos ver por primera vez a Adalberto Peñaranda, acompañado esta vez por Clau Mendes. Sin embargo, el primer goleador del partido fue un centrocampista, Óscar Clemente.

En el segundo tiempo, Mel cambió el esquema al 4-3-3 que más vimos la pasada campaña. Destacó la inclusión de Unai Veiga como central, respaldado por una gran actuación de Sergio Simón. El protagonismo en este segundo tiempo fue para el canterano Alberto Moleiro. Muy activo en los minutos que tuvo. Regaló el 2-0 definitivo a Rafa Mujica, robando el balón en campo contrario y asistiendo al delantero.

Una victoria que no deja de ser anecdótica al tratarse de un partidillo de pretemporada contra el filial pero que deja apuntes muy interesantes de cara a este inicio de pretemporada. En pocos días, el equipo se trasladará a Marbella para medirse a Cádiz, Espanyol, Wolves y Sevilla.

Haz clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UD Las Palmas

La pizarra de Pepe Mel: Mirandés – Las Palmas

Publicado

on

«Es un poco frustrante, el plan de partido no ha salido para nada. El responsable de que hayamos ido a contracorriente en la primera parte, sin duda alguna, soy yo. Había pensado en algo que no ha salido». Cuando un entrenador como Pepe Mel sale a la rueda de prensa post-partido y dice estas palabras, aunque el lector no haya visto el partido, ya se puede imaginar la clase de partido que sufrió en Anduva esta jornada.

Ya en El Nuevo Insular lo habíamos advertido. El feudo del Mirandés ha sido y es un campo maldito para la UD Las Palmas. Se había visitado Miranda de Ebro en cinco ocasiones y en las cinco nos habíamos ido de vacío. Sin embargo, la sensación que había transmitido el equipo durante las tres primeras jornadas invitaba a la ilusión. La plantilla se había conjurado, el plan de partido parecía claro y los jugadores ya estaban carburando. Aún así, al final de los 90 minutos, el marcador no dejó lugar a dudas. Llegó la sexta derrota, quizás la más dura de todas en Anduva.

En lo personal, un servidor no comparte esa visión de borrón y cuenta nueva. A pensar en el siguiente partido. Todo lo contrario. Este partido contra el Mirandés debe servir de espejo y referencia para el resto de la temporada. El cuadro burgalés no ha sido el primero (ya pasó con el Girona en Montilivi) y tampoco será el último que intente someter a la UD y le vaya a crear tantos problemas. En lo anímico hay que dar la vuelta a lo sucedido en Anduva. Se han dejado de tres puntos, por supuesto. A la plantilla y cuerpo técnico hay que exigir mucho más de lo que se ha visto en el campo. Pero lo hecho, hecho está. Y puestos a elegir, elijamos que este 4-2 sea una herramienta útil y no una tragedia.

El planteamiento de Pepe Mel

Según ha reconocido el técnico de la UD «el plan de partido no ha salido para nada». El aficionado se preguntará qué es lo que pensó el entrenador y por qué no se vio reflejado en el campo. Si escuchamos con antelación las palabras del míster en sala de prensa, Mel esperaba un partido cerrado, luchado y donde el equipo llegara al tramo final con las opciones intactas. Se quería cimentar la victoria desde atrás, que el bloque fuera sólido y aprovechar los resquicios que dejara el Mirandés atrás.

Si el planteamiento era ese y le sumamos que Raúl Navas forzó para jugar, ¿por qué no se recurrió a la defensa de cinco? Pese a que los tres centrales cumplieron con creces en Montilivi, la UD estuvo nula en ataque. 0 disparos entre palos en 90 minutos es un dato que no concuerda con la dinamita que tiene el equipo en la delantera. A fin de cuentas, el equipo demostró contra el Huesca que se puede defender con contundencia y fiabilidad teniendo a cuatro defensores.

Se repitió exactamente el mismo once que ganó al Huesca con la excepción de Maikel Mesa, que entraba por Alberto Moleiro. Dejaba el técnico a Nuke Mfulu, que tal y como había adelantado La Provincia, había probado como titular durante toda la semana en Barranco Seco.

El planteamiento del Mirandés

Fueron los rojillos los que se llevaron los tres puntos pero el gran triunfador de la tarde fue sin duda su entrenador. Excelente partido en lo táctico de Lolo Escobar, que logró contrarrestar con creces el plan de Pepe Mel. El técnico del Mirandés ya había advertido que contra la UD no iba a cambiar su estilo de juego pese a haber tropezado en Gijón: «No lo vamos cambiar porque hemos traído jugadores para ello». La pizarra por lo tanto no cambió. Lo que sí que cambiaron fueron los jugadores. Salieron como titulares futbolistas que no solo se adaptan a lo que quiere el míster, sino que su estilo de juego hacía daño a los amarillos.

El claro ejemplo lo encontramos en Haissem Hassan. El joven extremo francés no había sido titular en ninguna de las tres primeras jornadas. Solo 45 minutos jugados ante Málaga, Amorebieta y Sporting. Sin embargo, el canterano del Villarreal es un jugador rápido, potente y que no duda en buscar el uno contra uno ante su defensor. ¿Quién debía cubrir las internadas de Hassan? Un futbolista cuya posición natural no era el lateral zurdo. Ya hablaremos más tarde de Benito Ramírez.

Aunque la clave como reconoció Pepe Mel estuvo en Meseguer, también resultó curioso un cambio en el centro del campo. Álex López, que jugó toda la segunda parte en Málaga y fue titular en las dos siguientes jornadas, empezaba desde el banquillo. En su lugar entraba un jugador también con un buen toque del balón pero mucho más físico, Unai Rementería. El Mirandés quería castigar por las bandas pero sobre todo se quería llevar la batalla por el centro.

Desbordados en el primer tiempo

Si lo miramos en perspectiva, la UD sufrió en Anduva lo mismo que el Huesca cuando visitó Gran Canaria. En cuestión de 20 minutos, el partido ya estaba visto para sentencia. Con Meseguer como capitán general del equipo, el partido se jugó siempre a lo que quiso el Mirandés. Al menos durante la primera parte. El equipo llegaba tarde a las ayudas, apenas podía dar tres pases seguidos y no dejaban de abrirse huecos, sobre todo por el lado izquierdo. Arriba, Sergio Camello se buscó el solo los espacios y se anotó un doblete.

¿Cómo se hubiera solucionado el problema? Si olvidamos por un momento la defensa de tres, la gran opción hubiera estado en sacrificar a uno de los tres de arriba para blindar el centro del campo. De hecho, ese fue el sector del campo que primero modificó Mel con la entrada de Kirian. Dar más dinamismo y criterio a la sala de máquinas. Pero a la sala de máquinas no le hacía falta dinamismo, le hacía falta contención. El equipo estaba completamente desbordado. Aunque el tinerfeño jugó un buen partido (sobre todo en la segunda parte), el propio entrenador reconocía que el relevo fue fruto de la impotencia y de querer aportar algo diferente: «Quité a Enzo como podía quitar a cualquiera», admitió.

En este se sentido, hubiera dado más frutos sacar a un jugador más posicional. Si sacrificas la creatividad y la visión de Loiodice, que sea para aportar contundencia, músculo y un jugador que intente echar el cerrojo. Ya solo no hablamos de Nuke Mfulu, sino un jugador como Fabio González. Hizo una buena labor en Montilivi y podría haber aportado esa fiabilidad en la sala de máquinas. A fin de cuentas, un centrocampista posicional/pivote defensivo fue lo que pidió el míster en el mercado de fichajes.

El debate sobre la posición de Benito

Benito Ramírez fue el nombre del que más se habló en la fatídica tarde de Anduva. La actuación del futbolista de La Aldea fue más que discutida pero hay varios detalles que hay que remarcar. El primero de ellos es el más evidente: el jugador no tuvo su mejor día. Ya puede estar en su posición natural que cuando las cosas no salen bien todo lo demás no importa. En segundo lugar, su compañero de baile. Gran acierto de Lolo Escobar en poner en esa banda a un extremo de las características de Haissem Hassan. Y, sobre todo, gran actuación del atacante francés, posiblemente la mejor de su corta trayectoria como futbolista (solo tiene 19 años).

Pero el debate no debería estar, en mi opinión, en la actuación de Benito (que todos acordamos que no fue buena) o en el planteamiento de Pepe Mel (que el propio entrenador reconoció que fue equivocado). Hay que ir más allá. En algún momento, durante la planificación deportiva en verano, cuerpo técnico y dirección deportiva decidieron que, salvo que hubiera una oportunidad de mercado inmejorable, no se iba a fichar a un lateral zurdo. Alberto de la Bella se marchó del equipo en junio al igual que Dani Castellano, al que se decidió no renovar. De esta manera, no existe un lateral izquierdo con ficha del primer equipo. La UD tiene a Benito, un extremo que ha hecho buenas actuaciones como carrilero y que ha jugado como lateral en ocasiones puntuales y a Sergi Cardona, futbolista con ficha del filial.

El motivo que se dedujo de esta decisión era que Pepe Mel iba a confiar en la defensa de tres centrales. Benito conoce a la perfección la posición de carrilero y Álvaro Lemos, lateral muy ofensivo, también se iba a ver más protegido con un defensor más. Sin embargo, este planteamiento solo lo vimos en Montilivi y durante los instantes finales de la primera jornada contra el Pucela. ¿Funcionó el sistema? Defensivamente desde luego, 0 goles encajados. ¿Fue criticado? Duramente, puesto que se sacrificaba mucha potencial en la delantera.

El otro motivo que vimos desde la prensa es que se iba a dar la oportunidad para que un jugador del filial pisara fuerte y tuviera importancia con Mel. Sergi Cardona tumbó la puerta del primer equipo en pretemporada y, con la protección que dio el sistema de los centrales en Girona, cuajó un buen partido en líneas generales. En Anduva entró tras el descanso y lo vimos jugar de lateral. Y este es un detalle importante. Vimos a tres centrales en el campo pero con una defensa de 4. Eric Curbelo adelantó por la derecha a Ale Díez y jugó de lateral diestro sustituyendo a Lemos.

En conclusión y como aportación personal, la UD Las Palmas tiene todavía una ficha libre en el primer equipo. Pese a que el mercado de traspasos está cerrado, aún se puede pescar en el inmenso mar de los agentes libres. Ha sonado bastante el nombre de Ibai Gómez, que sin duda daría un salto de calidad tremendo a la plantilla. Pero habría que plantearse el ocupar esa ficha con un lateral zurdo de garantías. En el mercado hay jugadores con una sobrada experiencia en la categoría y que podrían dar esa seguridad que tanto hace falta por ese carril. Futbolistas como Víctor Álvarez, Aday Benítez, Moi Delgado o Luis Ruiz encajan con ese perfil.

Hay brotes verdes

No todo en la tarde de Anduva fue dramático. Podemos destacar varios aspectos que, pese al partido, invitan al optimismo. Para empezar, el lavado de cara del equipo en la segunda parte. El segundo envite se saldó con tablas (1-1) y con el cuarto gol llegando en un contragolpe con toda la UD abierta buscando un 3-3 que no se dio. Pero esos minutos antes de la sentencia del Mirandés fueron los mejores de Las Palmas en el partido. Se controló a los locales, se cerró esa sangría que había en el carril zurdo y se ató a jugadores como Meseguer, que campó a sus anchas en la primera parte. El encuentro sin duda alguna se pierde en la primera media hora, donde la UD no estuvo y donde los burgaleses tuvieron su mejor tarde. Después del descanso se jugó a un partido muy diferente.

Destaca también el excelente partido de Pejiño. Más allá de los dos buenos goles que anotó, estamos viendo a un jugador más asociativo. La temporada pasada vimos al de Barbate en su faceta más eléctrica. Un jugador que encara y no duda en buscar el uno contra uno para driblar. Ahora, estamos viendo que el gaditano ha incorporado a sus virtudes algo que le pedía Pepe Mel: que busque combinar por dentro. Ya no lo encontramos tan pegado a la banda, sino que se encuentra en ocasiones en lugares más cercanos a la corona del área para sorprender y crear peligro.

En el primero combina con una pared magistral con Jesé Rodríguez. Pero fijémonos donde ocurre esa combinación: en la misma frontal del área. No es normal que un extremo de sus características defina como un nueve en el punto de penalti. Ese es el factor sorpresa de la pizarra. En el segundo arrastra a su par, deja ese hueco en la banda para que Eric Curbelo progrese y pueda combinar por dentro. Después con el balón no se lo piensa dos veces. Que puede salir bien o mal (en este caso salió uno de los goles de la jornada), pero esa diagonal hacia dentro es la que se practica en los entrenos y de la que el míster estará contento.

Para concluir, la nota general para equipo y entrenador es la de un claro suspenso. En primer lugar para Pepe Mel, por no prever el tipo de partido que planteó el Mirandés. En segundo lugar para los jugadores, que no estuvieron al nivel de las tres primeras jornadas y algunos tuvieron completamente desbordados y superados. Pero esta es la montaña rusa de la Segunda División. Hay que corregir errores porque ahora es el momento de corregirlos. No en mayo, cuando casi todo el pescado está vendido. Ahora. Y que el aficionado no se derrumbe. Sin ir más lejos, esta jornada también han perdido candidatos al ascenso como Huesca o Valladolid. Eibar y Leganés tampoco consiguieron ganar. Así es Segunda. Próxima cita, Ibiza. Y contra los baleares estará el 21. Aseguramos que tendremos una pizarra muy distinta.

Sigue leyendo

UD Las Palmas

Las Palmas Atlético arranca con buen pie la temporada (0-1)

Publicado

on

Sufrida victoria de la UD Las Palmas Atlético en su visita a Montijo. La vela chica venció por la mínima (0-1) al cuadro extremeño gracias a un solitario gol de Iñaki Elejalde y arranca la temporada en Segunda RFEF de la mejor manera posible.

Partido muy trabajado del filial amarillo en el Municipal Emilio Macarro Rodríguez. La escuadra canaria intentó ser fiel a su estilo de juego pero se encontró a un cuadro pacense muy bien plantado. La primera gran ocasión del equipo estuvo a punto de convertirse en gol en propia portería del Montijo. Una jugada embarullada en el área donde Gabri no tiene suerte en el rechace y casi marca el gol absurdo del fin de semana. Estuvo muy atento Fedotov para evitar el tanto con una gran intervención.

Llegados casi a la primera media hora de juego, la UD marcaría el primer y único tanto del partido. Gran centro medido al área de David Vicente y el cazador del filial, Iñaki Elejalde, remataba hacia el fondo de la red. Gol muy de nueve el suyo. Habrá que seguir muy de cerca a este delantero, formado en las categorías inferiores del Deportivo Alavés y que llegó a pasar por el fútbol formativo del Real Madrid.

Intentó el Montijo llevar la iniciativa en la segunda mitad pero se encontró a un filial muy bien plantado en el campo y que apenas dejó resquicios. Entraron Giovanni, Fran Carmona, Aithami e Isidro para dar un pulmón extra en los instantes finales. Los locales atacaron con más garra que con fútbol en los últimos minutos de partido, pero el marcador no se movería.

Este primer triunfo permite a Las Palmas Atlético comenzar el curso con buen pie y supone la primera victoria de un equipo canario en la nueva Segunda RFEF. A lo largo de la mañana jugarán sus compromisos el resto de equipos del archipiélago. Tendremos un Don Benito-Mensajero y el derbi grancanario. en el Juan Guedes entre Tamaraceite y San Fernando.

Sigue leyendo

UD Las Palmas

Previa Mirandés – Las Palmas: a romper el maleficio de Anduva

CD Mirandés vs UD Las Palmas // Domingo 5 septiembre, 17:15 // Jornada 4 de la Liga SmartBank // Estadio Municipal de Anduva, Miranda de Ebro // En directo por Movistar La Liga // Árbitro: Rafael Sánchez López (comité murciano)

Publicado

on

Sea cual sea, lograr que un equipo coseche en Segunda División los objetivos que se marcó a principio de temporada es una tarea ardua y complicada. Y cuando se habla de aspirar a cotas más grandes que la permanencia, la dificultad sube aún más. Se requiere tener una plantilla competitiva, una propuesta ambiciosa y tomarse cada partido como una final. Sin embargo, con eso aún no es suficiente. Para luchar por un ascenso es necesario esa pizca de suerte y, sobre todo, sacar adelante partidos que antes no se sacaban. Como decía Albert Einstein, «si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo».

El camino de la UD Las Palmas a Primera División no pasa por ganar a Almería, Huesca o Sporting (que también). La gran diferencia está en sobreponerse en campos donde siempre (o casi siempre) se ha marchado de vacío. Ser capaces de vencer en Alcorcón, Cartagena, Oviedo o Ponferrada. Esa clase de equipos que, en teoría, no aspiran a lo mismo que los amarillos pero que siempre logran hacerles sufrir. Pero sobre todo Anduva. Ganar en Miranda de Ebro no solo supondría una gran dosis de moral, sino que confirmaría que este equipo tiene lo que hay que tener para dejar de vagar por el desierto de Segunda División.

La cita ante el Mirandés supone la primera de las muchas visitas al norte peninsular. Cinco de las seis próximas citas a domicilio de la UD son a feudos norteños (Miranda de Ebro, Burgos, Lugo, San Sebastián y Oviedo. Entre medias, Almería). Las aspiraciones de ascenso de los amarillos pasan por echar el cerrojo en casa y saber exprimir cada punto en el Norte. Y la primera de esas duras plazas es la de Anduva. Un campo maldito para la UD pero un escenario perfecto para romper ese maleficio.

Y es que Las Palmas ha demostrado que es capaz de competir de tú a tú con cualquier equipo de Segunda. Los amarillos se sobrepusieron a un marcador adverso contra el Valladolid, recién descendido de Primera, en la primera jornada. En la segunda, el equipo resistió a la perfección las embestidas del Girona en un campo tan complicado como es Montilivi. Solo falta confirmar las buenas sensaciones con la victoria. Un triunfo que llegaría la pasada jornada contra otro coloso de la categoría, el Huesca. El cuadro aragonés sufrió los mejores quince minutos de la UD hasta la fecha y vio como los canarios se hacían con los tres puntos (2-1).

Ahora, el objetivo se pone en trasladar ese buen juego lejos de Gran Canaria. Las palabras de Lolo Escobar, técnico del Mirandés, son tan hirientes como ciertas: «Las Palmas es un equipo que, históricamente, cuando sale de la isla no es tan fuerte como dentro. No porque venga a Anduva, es un mal endémico que tienen desde hace muchísimo tiempo. Siempre ha sido así», afirmaba el entrenador rival. Motivos no le faltan, sobre todo cuando hablamos de Miranda de Ebro. Cinco visitas amarillas a la ciudad burgalesa y cinco derrotas. Nueve goles encajados y solo tres anotados. Datos realmente escalofriantes. Sin embargo, la conjura de Pepe Mel y los suyos es que este puede ser el año de romper esa maldición.

Para este partido, Pepe Mel ha citado a 23 jugadores. Se quedan fuera de la lista Jonathan Viera, que sigue con su adaptación al grupo, Álex Suárez por lesión y Rafa Mújica y Unai Veiga por decisión técnica. Alberto Moleiro y Ale García, convocados por la Selección Española sub-19, tampoco estarán.

Convocatoria de la UD Las Palmas para viajar a Miranda de Ebro

Porteros: Raúl Fernández y Álvaro Valles.

Defensas: Álvaro Lemos, Ale Díez, Erick Ferigra, Raúl Navas, Eric Curbelo, Saúl Coco, Benito y Sergi Cardona.

Centrocampistas: Sergio Ruiz, Nuke Mfulu, Fabio González, Maikel Mesa, Kirian Rodríguez, Enzo Loiodice, Óscar Pinchi y Óscar Clemente.

Delanteros: Adalberto Peñaranda, Clau Mendes, Pejiño, Jesé Rodríguez y Armando Sadiku.

En el plano táctico, Pepe Mel advirtió en sala de prensa que puede haber algún cambio más además del obligado de Alberto Moleiro. La lógica hace pensar que uno de ellos puede ser Eric Curbelo, ya que Raúl Navas no se ha entrenado desde la victoria del equipo ante el Huesca. El central sevillano, pese a las molestias que arrastra, ha entrado en la lista, aunque todo hace pensar que Mel optará por la precaución debido al historial de lesiones del jugador. Otra posible novedad puede ser el debut como titular de Nuke Mfulu. El diario La Provincia adelantaba que el técnico lo ha probado como titular en los entrenamientos de esta semana y en un campo tan duro como Anduva, se necesitará el poderío físico y trabajo del franco-congoleño. De resto saldrían los mismos que contra el Huesca. Salvo sorpresa mayúscula, no habrá defensa de tres centrales.

Toca hablar del rival de la UD, el CD Mirandés. A diferencia de lo que la afición amarilla pueda pensar, el cuadro burgalés no responde al estereotipo de equipo norteño que guerrea y baja al barro a luchar. Ese tipo de clubes correosos que cimientan la victoria en una defensa muy sólida y aprovechan las pocas llegadas que tienen para dar un zarpazo. Nada que ver. Este Mirandés es un equipo que tiene un trato con el balón muy bueno, que quiere tener la manija del partido y que propone y somete a su rival. El propio Lolo Escobar lo reconocía en sala de prensa: «No vamos a cambiar nuestra propuesta contra la UD. El estilo de juego es el que tiene que ser porque hemos traído futbolistas para ello. Si miras las estadísticas, somos equipos que nos parecemos en muchas cosas», afirmaba.

En estas primeras jornadas, el Mirandés ha tenido una suerte más bien dispar. Empató en La Rosaleda (0-0) en un polémico partido donde mereció ganar y solo el VAR impidió el triunfo. En el estreno en casa, el equipo demostró por qué Anduva es un feudo casi inexpugnable. Pasaron por encima del Amorebieta tras una segunda parte casi perfecta (2-0). Sin embargo, las buenas sensaciones se disiparon en El Molinón. El Sporting dejó los tres puntos en tierras asturianas (2-1) en un choque donde los burgaleses no pudieron desplegar su buen juego: «Hay partidos donde te sale un día redondo como contra el Amorebieta y otros donde te sale un partido malo como en Gijón», reconocía Escobar.

Para el choque contra la UD, el Mirandés tiene una baja más que sensible. Se trata de Sergio Correira, lateral diestro cedido por el Celta de Vigo. El defensor gallego, que había sido titular en las tres jornadas y había jugado prácticamente todos los minutos, está concentrado con la Selección Española sub-21. Su sitio en el carril derecho lo ocupará previsiblemente el bosnio Bojan Letic. Aunque la posición natural del balcánico es el lateral zurdo, ha sido el encargado de sustituir a Correira en las dos primeras jornadas.

En cuanto al episodio de viejos conocidos, no hay duda que hay que hablar de Raúl Lizoain. El meta de El Carrizal lleva varios años asentado en la portería del Mirandés y tras su salida de la UD, siempre ha realizado actuaciones más que notables cada vez que ha jugado contra los amarillos. El propio meta grancanario aseguraba esta semana que hubo contactos para regresar a Las Palmas y está convencido de que tarde o temprano acabará regresando a la isla.

Onces previsibles

CD Mirandés: Raúl Lizoain, Bojan Letic, Riccardo Capellini, Odei Onaindia, García de Albéniz, Oriol Rey, Álex López, Víctor Meseguer, César Gelabert, Íñigo Vicente y Simón Moreno.

UD Las Palmas: Raúl Fernández, Álvaro Lemos, Erick Ferigra, Eric Curbelo, Benito Ramírez, Nuke Mfulu, Sergio Ruiz, Enzo Loiodice, Pejiño, Adalberto Peñaranda y Jesé Rodríguez.

Sigue leyendo

Tendencias